Ítalo Pérez  Ganador del XI CAM 2012

Ítalo Pérez Ganador del XI CAM 2012

Antes de relatar mis experiencias, quiero agradecer enormemente a los colegios San Pedro y Villa Caritas por haber traído a nuestro país este maravilloso certamen que fomenta el conocimiento de la Música Académica o llamada también Música Clásica.

Me animé a participar en el CAM al final de mi etapa escolar, un año antes de terminar la secundaria. Acompañé a mi amigo para ver en sí lo que era el certamen. Fue tan sorprendente ver cómo los participantes podían reconocer piezas en tan solo un segundo, que dije yo lo intentaré el año que viene, donde el compositor elegido fue Franz Schubert.

Siendo sincero, nunca esperé ganar, al principio las piezas no me llamaban mucho la atención, puesto que me fascinan las composiciones en “Allegro” o Presto”, y las piezas, en su gran mayoría eran lentas, pero poco a poco le fui agarrando el gusto, y quedé encantado a tal punto de tararearlas todo el día, incluso mientras hacía mis tareas.

El día de la Final me quedé sorprendido, ya que íbamos en las rondas de un segundo y todavía quedábamos diez participantes. Se acabaron las rondas de un segundo y pasamos a las de medio segundo, y se fue haciendo más y más complicado, incluso recuerdo que, en dos oportunidades todos los participantes nos equivocamos, por lo que todos seguíamos en competencia. La pieza con la que gané el Certamen fue SA8213 “Sonata Arppegione para violonchelo”, porque era una pieza que yo había estado interpretando. Justo el fragmento que pusieron era un mordente era “sol# la sol#”.

El Certamen no consiste en memorizar las piezas, si no que, al aprenderlas conoces un poco más del compositor, sientes los sentimientos que él plasmaba al componer,  y solo prestando mucha atención y abriendo la mente, puedas ver la historia oculta detrás de esos sinfines de acordes y arpegios plasmados en las partituras.

También quiero agradecer infinitamente a los miembros del Centro de Amistad Peruano Alemán (CAPA), por permitirme viajar en un intercambio cultural hacia Alemania.

La primera semana realicé un tour a través de Berlín. Visitamos la “Story of Berlín” un museo que va contando toda la historia de Berlín desde su creación.  Otros lugares que visitamos fueron El Castillo de Charlottemburg, El Museo de Pergamo, El Reichstag, que es el parlamento Alemán y la Puerta de Humburgo. También vimos “El Muro de Berlín” del que quedan fragmentos esparcidos en algunas zonas de la ciudad.

A partir de la segunda semana, me hospedé en Kiel, y tuve la suerte que la familia que me acogió era peruana, El señor y la señora Venero. La pasé muy bien, mi familia me llevó a un mirador en la ciudad llamado Laboe, de donde se puede ver gran parte de la ciudad, el mar y parte de Dinamarca. Me enseñaron que también en Kiel hay un búnker por si había un desastre nuclear en las épocas de la guerra. Acompañé a mi hermano Yoshua al colegio, y pude tocar con la orquesta sinfónica. El director de la orquesta me prestó una viola, incluso me pidió que me quedara todo un año. La pieza que estábamos interpretando era “Los tres picos del Sombrero” de Manuel de Falla un compositor Español. Fue una experiencia muy grata tocar con músicos alemanes. También hice patinaje en hielo y visité otros lugares de Alemania como Hamburgo y Lübeck. Los señores Venero me hicieron un regalo antes de volver, me compraron una entrada para un concierto, donde se presentaría toda la opera La Traviata de Giuseppe Verdi con un tenor italiano invitado.

Esta ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, tanto el certamen, como el viaje. Hasta hoy, sigo manteniendo contacto con mi familia en Alemania y con grandes amigos que tuve la oportunidad de conocer durante el XI Certamen de Adición Musical.

  • Tags:

Author: wmaster

Comments are closed.